Fundada como fábrica de cuchillos en 1893 en Courtételle, un pequeño lugar cerca Delémont en la región suiza del Jura, Wenger tiene un recorrido en el tiempo de 120 años de historia. Una historia que se ha conformado por la pasión, la calidad, la precisión y una artesanía excepcional, así como muchos productos icónicos, como por ejemplo la "navaja suiza" de fama mundial.

Wenger amplió su gama de productos (popular en todo el mundo), para  en 1997 incluir los relojes a y más tarde el equipaje.

La marca ha mantenido su identidad después de su adquisición por parte de Victorinox en 2005, y, así mismo, ha continuado desarrollando sus líneas de producto. En 2013 Victorinox integró los cuchillos Wenger en su propia gama, de modo que Wenger podría concentrarse en el desarrollo global de sus dos segmentos de mayor éxito - relojes y equipaje.

Ágil y moderna, pero sin perder de mente sus raíces tradicionales suizas, hoy Wenger es, sobretodo, relojes y equipaje, pero por encima de todo es  un producto fiable, funcional, bien diseñado y que captura el espíritu de la época diseñado para aquellos viajeros que deseen contar con una marca suiza a un precio razonable